El avance imparable de las TIC, y el contexto social, económico y cultural que lo sustenta, exige habilidades, competencias y valías que pueden posicionarnos de forma ventajosa ante nuevos escenarios y entornos de formación, emprendimiento y de búsqueda activa de empleo. Es lo que conocemos, ahora, como competencia digital, entendiendo como tal no sólo conocimientos y actitudes para con las Tecnologías de Información y Comunicación sino la capacidad para aplicarlos de forma efectiva, eficiente y crítica y conseguir de esta…