El Centro de Competencias Digitales-NCC de Madrigalejo ha desarrollado un taller de inteligencia artificial (IA) en el que han participado personas en situación de desempleo, estudiantes y otras personas en torno a los 40 años de edad, con muchas ganas de aprender, conocer y experimentar en primera persona las posibilidades que ofrece el mundo de la IA.

Para comenzar el taller, las y los participantes se introdujeron en el ámbito de la inteligencia artificial (IA) a través de un debate en torno a los aspectos positivos y negativos de esta tecnología, y después practicaron con distintas aplicaciones como ChatGPT, con la que escribieron el guión de un cómic, el texto para un documental sobre IA, una carta de motivación para un empleo, la redacción de un currículum y el texto para un tuit.

Como señala la técnica responsable del taller, Nuria López, los participantes “hicieron magia” al crear un vídeo a partir de una fotografía, provocando en minutos su curiosidad y motivación para seguir investigando.

En el transcurso de la formación, jugaron con las palabras hasta conseguir un “promtp”, esto es, un conjunto de palabras que desencadenan la generación de contenidos a través de un software de IA, y que en este caso generó la imagen que habían imaginado en grupo. En ese momento, explica Nuria, “se rompió la barrera del miedo y empezaron a crear diseños de cocinas, personajes de cómic, casas encantadas, libros prohibidos ocultos en un desván, vídeo documentales…no había límites”. La inteligencia artificial no solo les proporcionaba imágenes y textos, también creaba vídeos e insertaba distintas voces, música, sonidos, etc., permitiéndoles crear una película a partir de las ideas que daban a la IA.

A Aitor, de 16 años, lo que más le ha gustado es “poder hacer realidad cualquier cosa que tuviera en la mente, sin necesidad de saber dibujar, escribir o fotografiar y sin más instrumentos que un ordenador”. En su opinión, el taller puede mejorar su empleabilidad porque el hecho de conocer cómo funciona la inteligencia artificial le abre todo un abanico de posibilidades: “el día de mañana, si tengo mi propia empresa, me puede servir para grabar anuncios, crear carteles, describir proyectos, cartas, emails…Puedo crear fotos para una publicación impresa o para redes sociales como Instagram, Facebook o TikTok. La sensación que tengo es que hay todo un mundo por descubrir. En televisión hablaban de temas relacionados con la IA, pero pensaba que exageraban, hasta que yo mismo he aprendido a hacer cosas que, aunque sabía que eran verdad, no las podía creer hasta que las he visto en persona”. Ese era el comentario más escuchado en los dos días de duración del taller: “primero la incredulidad, y después la fascinación ante un mundo nuevo”, destaca Nuria.

Por su parte, Javier, de 17 años, se ha sentido un poco abrumado por la cantidad de información y de páginas web que existen acerca de la materia, lo explica así: “me ha sorprendido conocer las posibilidades infinitas que ofrece la IA y me ha servido para sentirme más actualizado. Ya no es solo algo que haya escuchado en los medios de comunicación, ahora sé de qué hablan. A nivel de empleabilidad, la inteligencia artificial nos puede ayudar a hacer un vídeo currículum más personalizado, mejorar un proyecto o la presentación de un trabajo. Es una oportunidad para desarrollar nuevas profesiones”, detalla.

Al finalizar el taller, todas y todos se quedaron ganas de aprender y profundizar más en el tema: “cuanto más sabes, más te das cuenta de cuánto te falta por aprender”, afirmaban.

El Plan de Competencias digitales para la empleabilidad de Extremadura es un Programa financiado por la Junta de Extremadura -Consejería de Educación y Empleo-, a través del Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE), gestionado por la Asociación de Universidades Populares de Extremadura (AUPEX).